Avatar harrolf

La guerra continúa su camino. Esto, sumado a la imposibilidad de comunicación durante las últimas semanas, ha desembocado en síndrome de imberbosis dérmica. Esta afección tan extendida durante las batallas y tras la ingesta de ciertos paquidermos, es ampliamente contagiosa. Por suerte, disponemos de una mascota felina en nuestro batallón, el gato Elmer Stevens, que contrarrestra cualquier síntoma de la extraña reacción para autoinfligirse el daño a sí mismo, razón ésta por la que las enfermedades víricas de fácil transmisión no llegan a suponer un peligro para nosotros los civiles armados. No obstante, me permito el lujo de escribirles dado el estado de cuarentena en que me hallo, junto al amigo Elmer, del que tomé las pesquisas necesarias para entender su historia y su postura de maltrato sobre sí. Relato a continuación parte de la fastuosa conversación que mantuvimos:
[...]
Harrolf: ¿Cómo un animal de sus exquisitos modales y gusto gastronómico acaba sirviendo de balleta para la cocina de un campamento militar?
Elmer: Mi querido y decrépito Harrolf, su impertinencia es proporcional a su senectud. Toda historia ha de tener un final, pero el principio es siempre más confuso.
Harrolf: Es cierto, ruego disculpe la osadía. Reformularé mi petición, DaHjaj 'oH QaQ jaj Daq Hegh?
Elmer: Ja ja ja, qué razón lleva, hijo de Satanás. Está bien, contaré parte de mi historia.
» Todo comenzó un caluroso 30 de febrero del calendario de Inkurspolt, ya sabe que los lugareños usan sistema decimal para la hora y la fecha. Recuerdo que me encontraba en mi antigua condición de humano viajando ataviado con mis bártulos cuando llegué al poblado de Jefrey Bottom, el jefe de una tribu de mil niños, los caraculinos, caracterizados a mucha honra por asemejar su facciones a un trasero bien avenido y, en situaciones de peligro, recortar sus extremidades reduciendolas en longitud hasta hacerlas introducir en la cabeza a través del cuello. Por supuesto, mucho había leído de los tales indígenas, conocía bien sus costumbres: ventosear por la nariz, realizar la fotosíntesis, comer hierba fresca, sintonizar canales de TDT o pasear a la luz del fuego abrasador de sus sacrificios. Pese al desarrollo de la historia, tuve una buena acogida, y la primera noche me invitaron a lo que ellos llamaban cena cuando Jefrey Bottom pronunció sus palabras de bendición expulsando un extraño gas que me cegó. Durante las 18 horas de la comida mantuve la compostura como pude, pero aquel insalubre y vomitivo pudin de diarrea era superior a mi dignidad como hombre, tan deplorable era su sabor, que cuando me quise dar cuenta me econtré defecando entre estertores a través de la boca. La mayor ofensa que un caraculino podría recibir en su existencia la brindé con espectáculo circense. Acto seguido, una muchedumbre de pequeños pigmeos con cara de trasero perseguían mi persona con incentivos de darme una suculenta muerte. Desesperado, les planté cara recurriendo a mis dotes de ajedrecista experimentado, pero no fue suficiente, eran un millar. Así que me acerqué al primer comprador de almas que encontré en la sabana y vendí la mía a cambio de un par de rublos de tofu, los arrojé a los jóvenes asesinos y se dispersaron rápidamente. Quiso la diosa fortuna que no reparase correctamente en el letrero del comercio y donde ponía 'Cambie su estado humano por felino en 30 segundos. Sólo aceptamos almas', mi persona leyó 'Consiga perder esos quilos que le sobran con nuestros deliciosos rublos de tofu'. En un instante me encontré lamiendo ciertas partes de mi cuerpo, aquella visión me desoló, por lo que a los 50 años decidí alistarme en el ejército, donde fui confundido con una ballerina y hecho mascota oficial por el Coronel Red Cloud, aunque usted quizás lo conozca más por Nube Roja el Tentetieso».
Harrolf: Correcto, sucedió exáctamente como lo había imaginado. Sólo tengo una duda, ¿por qué, siendo ya cuadrúpedo, no consideró convertirse en bote de conservas argelinas?
Elmer: Veo que su curiosidad es sagaz. Debe frenar su interés y acentuar la diligencia de sus peticiones. Eso es otra historia y debe ser contada en otro momento.
[...]
Realmente no me inpresionó su relato. Dejo aquí la comunicación y quedo a la espera de muy pronto contaros algo más, no se preocupen por mí, de momento continúo vivo, con ánimo y esperanza. ¡Por un mundo sin Astilla!

En la imagen pueden ver el aspecto de un caraculino en la parte izquierda. En la esquina inferior derecha se observa el lamentable estado de Elmer Setevens, que yace junto a mi cama. El resto de la imagen son obras pictóricas de la cena de Elmer (izquierda) y de su llegada al poblado (derecha) realizadas por el propio historiador Jefrey Bottom.

- gatóxido: sus. quím.
1. Hojilla adhesiva utilizada para marcar a quiénes se odia.
2. Láser estereofónico.
3. Compuesto que resulta de combinar un gato con un metaloide.

- popperizar: verb.
1. Someter a tratamiento popperil.
2. Situar la cabeza entre las rodillas y elevar el trasero.




On June 12 2006 23 Views



Avatar bordertab

Bordertab On 19/06/2006

días sin saber de ti!!! El alcohol en realidad es un depresivo pero en esta ocasión me alentó a hacer algo positivo... creo que empiezo a recuperar todo lo que perdí por los baresbesazzos


Avatar oddeve

Oddeve On 12/06/2006

entrañable, entrañable es la palabraadjetivo que también podría aplicar a un caraculino viendo su aspecto en fotos, pero sabiendo como se las gastan después...qué seresbesos!


Avatar ruzza

Ruzza On 12/06/2006

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAla genialidad roza tus dedos :)


Avatar ofunkiya

Ofunkiya On 12/06/2006

No sé qué bicho de esos me da más asco :S


Avatar mi_galletaza

Mi_galletaza On 12/06/2006

espero ke la guerra acabe pronto, señor harrolf, y pueda usted volver a sano y salvo junto al señor stevens. se ke la lucha es dura, asi me lo ha hecho saber, teniendo en cuenta los soldados maxtor ke utiliza astilla para sembrar el pánico. Dele recuerdos a Red Cloud, auténtico héroe ke soporta toda clase de embestidas.


Avatar bordertab

Bordertab On 12/06/2006

tu ausencia me tenía preocupada... ahora ya me ha quedado más claro ;)Extraordinario ingenio como siemprere: al final me sacareis los colores...pretendía ridiculizarme con esa fotobesazzos


Avatar tng_myxomatosis

Tng_myxomatosis On 12/06/2006

Pero pobre gatitooooooooooooooooooel mio no acabará asi =^.^= miauuuu


Default Avatar

La gata chundarata On 12/06/2006

ce de lo más lindo, y dan muchas ganas de achuchones...el gato Elmer debería dejar de fumar estupefacientes, que se le dcae el pelo.miaus


Avatar duendedelparque

Duendedelparque On 12/06/2006

Pobre gato ... O_O


Avatar mazingerpetas

Mazingerpetas On 12/06/2006

Skrmpltf hajaf drtuska ibi!!! (es la respuesta a su pregunta DaHjaj 'oH QaQ jaj Daq Hegh? :)


Avatar marfield

Marfield On 12/06/2006

ese gato tiene el mismo semblante que napoleón cuando envio 2 millones de soldados a prusia, perdio mas de la mitad de los mimos, aun asi, gano la batalla.en cuanto al niño, es un niño angora o persa.




harrolf

Favorite harrolf

unknown - 25/03
37 Photos
Rindinsort, Norfolk Island




Tag - Hair
Loading ...