Avatar harrolf

No por mucho premolar adientece más temprano

Estimados lectores, nada más lejos de mi intención el tener que mostraros este aterrador elemento gráfico, pero no puedo desvelar ninguna otra historia si no saco de mi mente estos estremecedores hechos.

Geraldine Chambers nació fruto de la unión entre Selena van 't Hoff, sirvienta y físico nuclear, y Sir Francis Chambers, un aristócrata galápago que hizo fortuna al patentar el sistema nacional de patentes. Como galápago valía el peso en oro del que estaba hecho, pero en su rol de marido y padre dejaba mucho que desear; después de todo, no se puede esperar nada bueno del género de las Mauremys. La pobre Geraldine sufrió una infancia indecible acrecentada por el diformismo sexual heredado de su padre y que la convertía en el objeto de todas las burlas de sus coetáneos masculinos a raíz de su enorme tamaño y un caparazón en añadidura que le cubría la espalda. Afortunadamente estaba completamente sorda de un oído y padecía la enfermedad Binaural, lo que dividía a la mitad la gravedad de los insultos recibidos. En no mucho tiempo, Sir Francis Chambers descubrió la habilidad inaudita de su hija de predecir en qué momento se pondría de moda llevar sombreros manufacturados a base de papaya, jugos gástricos y calabaza, y raudo puso a su hija en venta. Esta decisión supuso el fin para el apacible matrimonio Chambers, ya que la madre de la criatura se oponía firmemente mientras que el padre insistía. Tanto fue su afán por vender a la pobre Geraldine que mientras la transportaba en el portaequipajes de su auto con el fin de entregarla al comprador, ésta royó el fondo del vehículo consiguiendo así una huida que le habría de costar la práctica totalidad de las piezas dentales. Deshonrada por su propio padre y desdentada por su propia determinación y valentía, erró durante décadas en busca de algún método efectivo que le proporcionase de nuevo un reencuentro con su desaparecida dentadura.
Finalmente conoció a Hienrich Madison, chamán a tiempo completo en el Condado de Dentaria especializado en la ceremonia de crecimiento de incisivos, molares y premolares. Geraldine, que había cambiado su apellido por Henricus, negoció con el chamán el ritual de regeneración bucal a cambio de un porcentaje en la participación de sus acciones en la recién fundada empresa de complementos plantígrados para la cabeza y los pies que, todo sea dicho, estaba cosechando un éxito sin igual. Pero la pequeña Geraldine no supo moderar su deseo y potenciando los cánticos chamánicos con vídeos de Juan Tamariz el efecto creador del rito se intensificó sobremanera, llegando a producirle a Geraldine una paulatina crecida y caída de dientes cíclica ad infinitum. Una vez más queda patente que la avaricia rompe el saco, incluso el periodental.

En la imagen, la esquina superior izquierda muestra al chamán Hienrich el día de la boda de su séptima ahijada. Debajo, el modelo "Primavera de ocres" de la colección de pamelas de Complementos Geraldine. La foto central de mayor tamaño pertenece a Geraldine en pleno ataque de desdentera.

Una vez más, y para no perder la sana costumbre que suele subrayar cada relato, dejo aquí algunas perlas de enriquecimiento léxico.

- nabateo, a.
1. s. Acompañante sentimental sin implicación personal y excesivo interés por el coito.
2. adj. Se dice del individuo de un antiguo pueblo de la Arabia Pétrea, entre el mar Rojo y el río Éufrates. U. t. c. s.
3. adj. Que deglute la arena y sabe prepararla en estofados muy ricos en especias.

- hacer de encías corazón.
1. loc. verb. Mex. Congoja o fatiga que causa en el cuerpo inquietud o agitación violenta.
2. ver. En el splinteranálisis, inclinación ventosa del hijo menor hacia el progenitor de distinta especie, acompañado de hostilidad hacia el de la misma raza.

- desdentera.
1. f. Que tiene la calidad de las heces de mamut.
2. f. Med. Síndrome de caída paulatina y bucleal.
3. f. Dolencia desagradable que se experimenta en los dientes y encías al ver determinados atuendos, oír ciertos ruidos desapacibles, tocar determinados cuerpos y aun con solo el recuerdo de estas cosas.



NOTA: El entregado lector habrá advertido el parecido más que razonable entre nuestra desdichada Geraldine y el General Linford J. Hudson de la Brigada Astilla para la Perpetuación (recordemos su papel protagonista en el devenir de las vidas de Randy y Randall), sin embargo sólo son hermanastros gemelos.




On January 13 2009 495 Views



Avatar ajare_more

Ajare_more On 08/03/2009

...q tiene la calidad de las heces de mamut...cuanta razon tiene sr.harrolf...cuanta razon,tb soy a veces una persona con una gran binauralidad.....aora si me disculpa,tengo q esnisfurarme en el transformador de particulas....
besotes boliteros


Avatar tng_myxomatosis

Tng_myxomatosis On 13/01/2009

1) Mmm xq toda esa gente le pide post? Sabemos que sus historias son mahníficas y deleitana todos/as dejandonos atónicos y con aires de incredulidad, pero no imaginaba tal harrolfevolución :P
2) Pobre Geraldine que infancia tan terrible, epseor que le vaya todo estupendamente con sus colecciones de pamelas y complementeos. Creo que el modelo "Primavera de ocres" me quedaría fnatástico ahora uqe tengo un peinado similar :) ¿que opina?

=^.^= miauuu


Avatar pateticahopelife

Pateticahopelife On 13/01/2009

oli saludis que abakan la foto
es verdadera o no
ia chai cuidate


Avatar leraoul

Leraoul On 13/01/2009

saludos para usted tb




harrolf

Favorite harrolf

unknown - 25/03
37 Photos
Rindinsort, Norfolk Island




Tag - Pink
Loading ...