Avatar exlibris

HOMENAJE AL LIBRO

Por : Eduardo González Viaña
Entrega 1
*******************************************


Anoche visité la casa donde viví mi infancia en el puerto de Pacasmayo. Fue en sueños, naturalmente, porque no he entrado en ella desde los tiempos de mi adolescencia, y quizás ya no sea como era antes, tal vez ha cambiado tanto como yo en todos estos años, pero lo cierto es que me veía entrar solo en ella, y tenía que recorrerla desde la puerta de entrada hasta la que daba a la otra calle.

Era de noche también en el sueño, y yo tenía que ir prendiendo las luces de la sala, el comedor, los cuartos, la cocina, uno tras de otros, y cuando llegué al fondo se me ocurrió que estaba entrando al fondo de mi vida, y tuve miedo y frío.

-Ya no estarán conmigo mis padres- pensé- y mis hermanas viven lejos. Me sentiría mejor si todo fuera como antes.

A lo mejor todo era como antes, y nada había cambiado, porque todo el ayer está en el ahora cuando las cosas suceden en un sueño o acontecen dentro del corazón. En la noche colgaba una luna amarilla y solitaria tan parecida a una naranja que nadie hubiera podido decir cuál era cuál.

Pensé que la gente dedicada a recordar se parece demasiado a la luna. -Si te ve ahora, la luna pensará que tú eres la luna- se me ocurrió.

Por fin, de pieza en pieza, creo que fui a dar con la puerta trasera que debería ofrecer acceso a la otra calle, pero en el sueño me hacía entrar en otro sueño y en otra vida.

Me dije: - En cuando abra esta puerta, penetraré en otra ciudad, la que al final también tendrá otra puerta que abriré para entrar en otro paisaje, que también tendrá otra puerta, y así estaré entrando y saliendo a través de patios y casas, ríos y bosques, historias y lagos, montes y países, amores y desamparos, caminos, mares, aventuras y planetas.

Un libro es como la puerta que vi en mis sueños.
Caminamos con él a solas por el mundo y por la noche. Nos permite iluminar las habitaciones y los tiempos más sombríos.
Nos instala en el universo, confundidos entre los astros. Nos hace creer que ésta, y todas las noches, todos en el mundo estamos soñando el mismo sueño. Por fin, se abre y nos deja entrar a un número infinito de otras puertas y caminos.






On September 15 2003 61 Views




exlibris

Favorite exlibris

male - 31/03
35 Photos
United States




Tag - Modelo
Loading ...