Avatar asl_dearmylove

La primera vez que tu voz me calmó, tenía diecisiete años y estaba acostada en la oscuridad. No pensé mucho de qué se trataba todo.

La primera vez que acepté que te amaba, lo camuflé con cautela y resignación; la segunda, se sintió como el principio, aunque se remontaba a un principio muy anterior.

La primera vez que escribí que te quería ver, sentí.

La primera vez que lloré por vos, fui feliz.

La primera vez que entendí que eras lo más importante para mí en todos los planos, desde arriba hasta los detalles, tenía dieciocho años y me sentí segura por fin.

La primera vez que entendí que estaba sola me sentí eso, sola; pero principalmente enojada. No es algo que recuerde tan seguido.

La primera vez que supe cuándo te iba a ver sentí una mezcla de emoción y orgullo; guardé la fecha entre mis manos junto con la diligencia con la que me la había ganado, y simplemente esperé.




On June 10 2017 at 137 Views



Avatar asl_dearmylove

Asl_dearmylove On 10/06/2017

La primera vez que fallé visiblemente estaba nuevamente acostada en la oscuridad, pero se encendió la luz de mi teléfono con un mensaje de apoyo que me obligó, por alguna oscura razón, a hacer de cuenta que nada me afectaba y escribir una respuesta indiferente. Tengo veinticinco años hoy y me preguntó cómo serían las cosas si hubiera contestado la verdad: que ni siquiera estaba pensando en que no iba a poder agarrarte la mano. Estaba pensando simplemente en que me moría tanto de ganas de agarrarte la mano que me hundía más allá del colchón y me asfixiaba en el infierno.


Avatar asl_dearmylove

Asl_dearmylove On 10/06/2017

La primera vez que entendí que estábamos hechos de la misma hora y clima, se me enredaron tanto todas las funciones por dentro que me quemé por fuera; lo recuerdo vagamente, como si hubiera estado borracha o un poco enferma, pero estaba sobria, sobria, sobria, casi sana.

La primera vez que te vi, tenía diecinueve años y una luz enceguecedora, del mismo color que el número 19, me golpeó con tanta potencia que todavía me sacude, tantos años y números después. Estaba sola.

La primera vez que escuché tu voz, amplificadores de por medio, me envolvían miles de personas, miles de emociones indescifrables y una violencia tan atroz que lo primero que recuerdo, hoy, es la luz roja, oscura y espesa que me rodeaba el cuerpo y el corazón; mi alma estuvo parada atrás mío la hora y media que te quedaste conmigo, tomándome los hombros y enseñándome una lección que siete años después no estoy muy segura de haber entendido bien.

La primera vez que desapareciste y te escapaste de forma obvia de entre mis manos y mis sueños, era demasiado tarde y hacía demasiado frío. Me subí a tu camioneta y hablé de vos con tu chofer, alejándome sin mirar la torre como la noche anterior. Me reí, e ignoré todo, todo, todo lo que sentía en realidad.

La primera vez que te fuiste por tiempo indefinido me sentí mareada y descompuesta; no me emborraché, pero tampoco me fui a dormir.


Avatar asl_dearmylove

Asl_dearmylove On 10/06/2017

La primera vez que escuché tu voz y te vi aparecer adelante mío al mismo tiempo, tenía veinte años y estaba en Londres. Cada vez que me acuerdo me sorprendo, porque me olvido que yo y vos estuvimos en Londres. Estuve solo unas horas; fui a verte, te di un beso y volví. Fui a verte, me hiciste feliz y volví a ser una persona triste.

La primera vez que nos miramos a los ojos, me electrocutó una luz azul y dispersa, y no hubo ninguna emoción que igualara la sensación casi física, siniestra.

La primera vez que sentí que no te iba a volver a ver estaba en París. Nunca me voy a olvidar de París. Nunca me voy a olvidar de nada de lo que hice por vos, pero lo que pasó en París me destruyó de formas que todavía no proceso. Me tomé y un taxi y lloré; lloré, lloré, lloré. Tenías trenzas y ojos fríos.


Avatar asl_dearmylove

Asl_dearmylove On 10/06/2017

La segunda vez que te escapaste ya no tenía diecinueve años. No había ninguna torre para mirar antes de alejarme. No había razón para que lo hicieras, y sin embargo lo hiciste. No había precedentes para la manera en la que lo acepté, y casi, casi lo hice. Ni había esperanzas de sobrevivir; y lo hice. Lo hice.


La primera vez que sentí que el universo me obligaba a aceptar que no eras para mí, a unos metros de donde estabas vos y no acostada en la oscuridad, estaba otra vez en Santiago y tenía veinticuatro años. Me aferré a la reja que nos separaba con una mano, y con la otra envolví la razón por la cual sobreviví cada vez que me diste la espalda. No entendí; no quise. Te dejé ir.


La primera vez que supe con seguridad que iba finalmente a conocerte, no me lo confirmó un papel ni una fecha: fue mi alma.


Avatar asl_dearmylove

Asl_dearmylove On 10/06/2017

La primera vez que escuché tu voz sin parlantes estábamos en Argentina. Nos rodeaba una luz fría y un mar de gente, pero todavía me quita la miseria recordar la calidez de tu atención. Eras áspero, eras tierra firme y me salvaste la vida para siempre. Agarré tu mano y mi alma, sosteniéndome los hombros, te sonrió. Eran las 19:19.Te amo.

La primera vez que cumplí una de las cosas extrañas que deseaba acá, tenía la mente y el corazón apagados. Te miré, y te miré, y te miré. Eras diminuto, estabas despeinado, y a pesar de todo lo que habías estado haciendo, no parecías cansado. Yo tampoco estaba cansada; no recordaba cuándo había sido la última vez que había dormido, o comido, pero no estaba cansada. Te miré, te miré, te miré. Tenías un saco gris y anteojos de sol que usás incluso de madrugada; generalmente no sirven para que se me escape que tenés veintitrés años más que yo, pero esa noche no los tenías.

La primera vez que pude tocarte dos días seguidos seguía en Argentina, seguía teniendo veinticuatro años, seguía usando las mismas botas, seguía sin dormir, seguía amándote con toda mi alma, entera, entera, entera.

La primera vez que te llamé y me escuchaste, era tan temprano que mis recuerdos son solo grises. Hacía frío, y estabas tan cansado que me canso sólo de recordarlo. Yo también estaba cansada; pero cuando me diste la espalda, una energía atroz me enchufó el alma y no volví a dormir. No volví a dormir.


Avatar asl_dearmylove

Asl_dearmylove On 10/06/2017

La primera vez que dije tu nombre y te diste vuelta, tenía puestos unos pantalones color rojo oscuro. Tu nombre también fue rojo oscuro. Todo lo demás fue gris; pero cada vez que pronuncio tu nombre, aunque sea en mi cabeza, todo es rojo oscuro, como la primera vez que dije tu nombre y no te diste vuelta.


La primera vez que me subí al primero de tres aviones con la certeza anestesiante de saber que te iba a agarrar la mano, era de noche y tenía apenas un año más que la última vez que te toqué. Tenía unas medias de un club de fútbol y casi toda la cabeza pelada. No hacía tanto frío. Miré una película y no pensé demasiado en vos (demasiado).


Avatar asl_dearmylove

Asl_dearmylove On 10/06/2017

La segunda vez que agarré tu mano, tenías un color más cálido, todo era un poco más color al número diecinueve. Me había muerto tanto de frío que creí que me partía al medio y te saludaba dos veces; pero tu mano era tan cálida que me suprime el invierno cada vez que lo recuerdo.

La tercera vez que me hablaste te presentaste, como si no fueras lo más familiar y seguro para mí. Tenías cuarenta y ocho años, estabas peinado y de vuelta, los anteojos de sol; pero no sirvieron para tapar el amparo que me dan tus ojos. (Ah pero te quedaban más lindos que los de la primera vez.)


La primera vez que me sonreíste con tu célebre sonrisa que anhelo desde los diecisiete años, me habías tocado el brazo, me pegué a tu cuerpo, me hiciste tan feliz que me mareo de solo razonarlo. Sos lo más hermoso en el universo para mí.


Avatar asl_dearmylove

Asl_dearmylove On 10/06/2017

La primera vez que pude verte borracha tenía veinticinco años, pero sentí que tenía dieciocho, o menos. Era 2017, pero podría haber sido 2011 o 2012. Estaba sola, en algún rincón oscurísimo del norte de Estados Unidos, y no cantaste para mí. El ambiente era pesado, y estabas cerca, y alguien me secó las lágrimas dos veces. Lloré mucho más que esas dos lágrimas, igual.





La última vez que te fuiste no me diste la espalda. En vez de la izquierda, desapareciste para la derecha. Pensé que estaba haciendo las cosas bien, pero no te volví a ver. Pasó apenas un mes (y un día y medio más), pero nunca el anhelo de verte me consumió tanto a pesar de las lecciones aprendidas. Te quiero ver. Te quiero verte y decirte que me acuerdo de todo; que si estás bien, está bien. Pero mirame a los ojos. Dame la mano. Un segundo, y vuelo a donde sea que estés.



Pasan los años y me pesan, me aplastan, te alejan, nos envejecen. Pasan las veces y las cosas que pasan y solo atino a saber que te amo con toda la verdad del universo impregnada en cada detalle de ese sentimiento.


Te amo. Uno pensaría que después de tantas veces de decirlo, no tiene tanto impacto: pero todavía lo digo empapando cada letra de toda la intensidad que mi corazón es capaz de dar. Te amo. Con el alma.




asl_dearmylove

Favorite asl_dearmylove

unknown -
832 Photos
qué,





Tag - Avril-lavigne
Loading ...