Avatar alter_ego_panda

Grandes Negros de Leyenda IV: Martin Luther King

Grandes Negros de leyenda: Martin Luther King

Hoy, hace 43 años murió el que hasta día de hoy se podría considerar el padre de todos los negros de leyenda. Alguien que defendió a la raza como una gran madre defiende a su hijo. Puta!

Martin Luther King, de ahora en adelante MLK nació en una época en que los negros eran tratados como la escoria de la humanidad. Hijo de padres religiosos, su padre de hecho era un priest protestante de nivel 76 por aquel entonces, empezó sus andanzas en la villa del señor en un colegio en que la mayoría de alumnos eran blancos.

Martin y sus pocos amiguitos negros eran obligados a sentarse al fondo de la clase, y huelga hablar de las múltiples humillaciones a las que eran sometidos día a día, pues por aquel entonces, si había algo que los abusones odiasen más que a los gordos y a los empollones, estos eran los afros, con quienes no tenían piedad de ninguna clase. Puede que sus coleguillas fuesen conformistas y se resignasen al maltrato, pero MLK empezó a padecer de una terrible orquitis, en otras palabras... SE LE ESTABAN EMPEZANDO A HINCHAR LAS PELOTAS!

Como ninguno de los profesores iba a hacerle casos, dado el color de su piel, decidió pedir consejo a un buen amigo de la familia: Dios. Martin no tenía por costumbre rezar, pero tampoco tenía nada en contra del coleguita de arriba. Dios recibió su petición con los brazos abiertos y le dijo que, aunque no suele meterse en los asuntos de los mortales, como era hijo de un amigo, le guiaría cual Juana de Arco en su camino hacia la revolución.

Su siguiente día de colegio sería recordado por muchos como el "Lunes de los hermanos". Al llegar a la clase de gimnasia, deliberadamente tarde, vio como el profesor se estaba riendo de uno de sus colegas, e incitando al resto de alumnos a que lo hiciesen. Solo dejó de hacerlo cuando Martin, rojo de ira (Bueno, esto es solo una expresión, estaba muy cabreao pero seguía viéndose negro) le gritó al docente: "Tu!! Rostro pálido, deja en paz a mi colega o te arrepentirás!!". Vale decir que si bien Dios le enseñó como hacer una revolución de forma correcta, no trabajó demasiado en el apartado de frases épicas. Lo que pasó en ese polideportivo se desconoce aún hoy, pero podemos decir que desde ese día ningún negro fue maltratado en el colegio y cada vez se matricularon más. Ahh y todavía hoy hay gente que se preguntan como cojones han acabao dientes incrustados en el parquet de la chancha...

Mientras Martin fue creciendo, se encontró con muchas más injusticias que la del colegio. Había discriminación por todas partes, y nadie trataba a los negros como personas. Eran usados como meros esclavos, y obligados a recluirse en ghettos de los que solo podían salir si demostraban una notable habilidad en el baloncesto o el Hip Hop. Luther King estaba dispuesto a demostrar que un negro es mucho más que un pelo estropajoso o una chorra como el tronco de un abedul, un negro es una persona y si los jodidos blancos no iban a atender a razones por las buenas, vive Dios que la letra con sangre entra.

El 28 de agosto de 1963, todos los negros que alguna vez fueron insultados, ultrajados, esclavizados, bollycados, maltratados o vejados se reunieron a escuchar la palabra de Martin Luther, quien tenía preparado un discurso que los inspiraría a todos ellos a revolucionarse de forma pacífica (Generalmente pacífica a decir verdad, que a veces los blancos se ponían farrucos y había que callarlos a hostias). El discurso empezó con el mítico: "I have a dream..."

Desde ese día ningún negro volvió a dejarse torear y Martin, junto a Malcom X y Rosa Parks (de quienes ya he hablado) formó el "Terno Negro de la Justicia" una banda de superhéroes de color que se dedicaban a extender sus palabras de paz y libertad a lo largo del mundo, y a acabar, por todos los medios necesarios, con los putos blancos que solo por su color de piel se creyeron superiores alguna vez.





On April 04 2011 96 Views






Tag - Fairy-tail
Loading ...